“La eternidad del desierto”, por AMOS OZ

cabeza de hierba triste

“El desierto me ha ayudado a ponerlo todo en su justa proporción. Desde hace ya muchos años tengo la costumbre de empezar mi jornada dando un pequeño paseo por el desierto, muy temprano, a primera hora de la mañana. Veo esas colinas y esos valles, que no han cambiado desde hace quince mil años. Luego vuelvo a casa, me tomo un café, enciendo la radio y oigo a los políticos repetir “jamás”, “para siempre”, “para toda la eternidad”, y sé que esas piedras que están ahí afuera no pueden sino reírse, pues la eternidad del desierto es diferente de la eternidad de los políticos. El desierto es para mí una fuente de sana humildad.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s