“Un hombre con fe es más peligroso que una bestia con hambre”, por JUAN CARLOS ONETTI

artes marciales medievales

Desde muchos años atrás yo había sabido que era necesario meter en la misma bolsa a los católicos, los freudianos, los marxistas y los patriotas. Quiero decir: a cualquiera que tuviese fe, no importa en qué cosa; a cualquiera que opine, sepa o actúe repitiendo pensamientos aprendidos o heredados. Un hombre con fe es más peligroso que una bestia con hambre. La fe los obliga a la acción, a la injusticia, al mal; es bueno escucharlos asintiendo, medir en silencio cauteloso y cortés la intensidad de sus lepras y darles siempre la razón. Y la fe puede ser puesta y atizada en lo más desdeñable y subjetivo. En la turnante mujer amada, en un perro, en un equipo de fútbol, en un número de ruleta, en la vocación de toda una vida.

Fragmento de Dejemos hablar al viento.

 

Una respuesta a ““Un hombre con fe es más peligroso que una bestia con hambre”, por JUAN CARLOS ONETTI

  1. La arrogancia, sostenida con lo que viene desde fuera, con lo que otros pensaron antes que nosotros, o alimentada con nuestro intelecto, con la firmeza y honestidad de nuestra convicción, es el verdadero núcleo del problema; a mí me resulta muy útil en esta lid hacer una separación entre los que quieren tener razón y los que buscan la verdad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s