“Destrucción total”, por WILLIAM CARLOS WILLIAMS

fosforos

Era un día gélido.
Enterramos a la gata,
después agarramos su caja
y le echamos un fósforo
en el patio de atrás.

Las pulgas que escaparon
de la tierra y el fuego
se murieron de frío.

 

(Versión de Pablo Ingberg)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s