“El poema que pediste”, por LARRY LEVIS

masa-cabeza-ataca-chica-pelis-serie-b

Mi poema rehusaba comer.
Trataba de darle agua
pero decía que No,

preocupándome.
Día tras día
lo alzaba a la luz,

volteándolo,
pero sólo presionaba más
sus labios.

Se volvió taciturno, como un sapo
harto de ser hostigado.
Le ofrecí todo mi dinero,

mi ropa, mi auto con tanque lleno.
Pero el poema miraba fijamente el piso.
Finalmente lo levanté en la copa

de mis manos, y lo saqué tranquilamente
al suave aire, hasta el tráfico
de la noche pensando

cómo terminar relaciones entre nosotros.
Porque ahora había comenzado a respirar,
adquiriendo más y más

capas duras de carne.
Y el poema exigió comida,
se tragó todo el agua,

me golpeó y me quitó mi dinero,
me quitó de un tirón la ropa raída
de mi espalda,

y dijo “Mierda”,
y se fue caminando lentamente,
alisando su cabello.

Dijo que iba
para tu casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s