“El día de los santos inocentes de Bay Fu”, por ANTONIO CISNEROS

giphy (17).gif

El día de los santos inocentes fueron acuchillados más
de quinientos niños
y unas doscientas madres más o menos.
Y casi una semana duró el día.
“Viejo rey, tu corona rodará hasta la cabeza de algún
recién nacido”.
Mas Herodes sabía que los muertos no gobiernan.
Y eso lo sabe Johnson.

El día de la guerra del Vietnam tiene ya muchos años.
Mis abuelos nunca oyeron el canto de los niños muertos
en el siglo primero
ni podían tener la rabia y los cuchillos del rey de Judea
-rey de muerte en catorce kilómetros cuadrados.
Mas los hombres de Johnson
recuestan su trasero sobre todos los campos de la tierra,
y ninguna lengua les es desconocida.
Y yo puedo escuchar
fuera y dentro de mi largo pellejo el canto de los muertos
de Bay Fu.
Alacrán que me llenas como el aire a los pulmones, cuántos muertos.
Más tiernos que las hojas de mora. Más pequeños.

Giran las hélices del Norte sobre las cuatro estaciones
del país de los Viet.
Los muertos se arremolinan bajo las grandes aspas.
Y los sobrevivientes de este invierno no lo serán
más en la nueva primavera.

Veo a Johnson el rey entre su blanco trono
“los Gigantes tuvieron su mala temporada”
y la ducha gotea y todo huele como el culo del diablo
a 12 kilómetros de Hanoi caen lluvias de fuego
en medio del verano y el estadio de los Yankees es pequeño
para los pequeños muertos de Bay Fu
Spellman el Siervo del Señor escoge las mejores carnes
y en las noches es la madreposafauno de los hombres del rey
Glenn Ford les canta una balada y espera a su turno.

Giran las hélices del Norte sobre las cuatro estaciones
del país de los Viet.
Cien de nuestros caballos más gordos poco alimento son
para un piojo enemigo.
Qué fiero suena el canto de los muertos. Qué largo suena
entre los pistones del viejo Ford, la batidora Kenwood,
el trío de las flautas.
Alacrán de Bay Fu cómo me llenas.
Giran las hélices veloces y oxidadas.
Y es verdad sostenida
que no tendremos más fortuna aquí en el Sur.

“Montaré mi pequeño caballo, el de las crines largas,
y antes del almuerzo
he de afilar mis púas, mi lanza de hueso amarillo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s