“La Venus de Velázquez”, por FRANCISCO IDE WOLLETER

venus ide

I

Me miras por el espejo retrovisor.
El sol del crepúsculo se ahoga en el alquitrán de tus gafas oscuras.
Llevas el rostro bronceado por pensamientos ágiles y venenosos
como dragones de komodo.

En la fuga el cerebro opera bajo el efecto de una droga.
El vehículo gira sobre su eje como el percutor de un revólver
en sesión de ruleta rusa y espiritismo.
Trozos de vidrio orbitan satelitales /
dardos de hierro que la piel imanta.

La cabeza incrustada al parabrisas
siete hachazos de metralla / lluvia de corales sobre tu cuerpo.

II

desfiguraron las flores del jardín
las macetas, el estanque de agua clara
asesinaron a mi mejor amigo a mi madre
a mi padre a mi abuelo a mi perro ante mis ojos
yo de pie protegido tras el muro de la balacera
sin lágrimas bajo el diluvio de ceniza
con apenas un tatuaje al centro de la espalda
primera pieza de una máquina
en guerra con el mundo:
“Bienvenido a tu familia verdadera”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s